Miércoles, 23 de Enero de 2019  |  Paso de los Libres  |  Corrientes  |  Activos: 5652
     RTA SE
Buscador
 
Especiales
Fausto Villalba "El Cachafaz"
Allá lejos y hace tiempo, la gente de pueblo acostumbraba a mezclar en sus conversaciones, una frase que decía: ¡ya creíste!
Allá lejos y hace tiempo, la gente de pueblo acostumbraba a mezclar en sus conversaciones, una frase que decía: ¡ya creíste! Era una forma de decir ¡mentira! Pero apareció por Paso de los Libres un santotomeño de nombre Fausto Villalba, que deformó más aún esta expresión. Cuando él entendía que no le estaban diciendo la verdad, reaccionaba con una carcajada y contestaba con un ¡yacaré! Este término tomó el mismo auge que su “creador”, ya que cualquiera que se sentía engañado, inmediatamente reaccionaba, diciendo: “yacaré, dijo Fausto Villaba”.

Pero aparte de todo, este personaje que hoy disfruta de su jubilación en el Barrio Santa Rosa, de por sí fue una figura popular, que será recordado por muchas generaciones. Como expresé al principio, Fausto Villalba, oriundo de Santo Tomé, Provincia de Corrientes, recaló en Paso de los Libres en el ´50, año del Libertador José de San Martín. Tenía por entonces veintidós años de edad, morocho de piel aceitunada, ojos claros y labios gruesos. Siempre se mostraba elegante, usando trajes con corbata, calzaba zapatos acordonados, medias soquetes, con aquellos dibujos en forma de rombo.

Su primer trabajo en Paso de los Libres, fue en la Intendencia Municipal, donde se mantuvo seis años. Renunció para incorporarse en la Escuela Fabrica número 28, por entonces ubicada en un antiguo edificio de ladrillos a la vista, por Calle Colón y Corrientes (hoy Velazco). En este lugar permaneció casi de por vida, dado que después de cuarenta años de servicio como preceptor, se acogió a los beneficios de la jubilación.

Como en la escuela trabajaba horarios corridos, Fausto Villalba tuvo la idea de aprovechar el resto del día, en la explotación de un coche de alquiler. (La palabra remiss no existía). Comenzó en esta actividad con una Estanciera casi cero kilómetro, que la IKA había promocionado en todo el país. Después cambió por un Chevrolet, que estaba mejor preparado para llevar y traer, tanto pasajeros, como mercaderías, desde Uruguayana a Paso de los Libres y viceversa. Este último vehículo, era conocido por un nombre sugestivo, bautizado por el mismo Fausto: el chivo. ¿Por qué habrá sido?

Sin embargo, Fausto Villalba fue un personaje que adquirió popularidad a través de la música. Tocaba el bandoneón e interpretaba tangos y milongas en casamientos, cumpleaños, bautismos y bailes familiares. En una de aquellas presentaciones, los chicos comenzaron a pararse al frente del músico por pura curiosidad. Fausto Villalba, al ver que estaba tapado y perdiendo protagonismo delante del público, dijo: “Salgan gurises, ¿no ven que están tapando la música?

Realmente fue un personaje distinto que caminó las calles libreñas. Más aún, cuando formó un cuarteto de nombre “9 de Julio”, que hizo historia en las noches de la ciudad. En esta agrupación, integró a grandes amigos como Jorge Nelson, José Acosta, Rafael Umeres y Juancito Bentos entre otros. Fausto Villalba apenas abría la boca, se le caía una anécdota. Dicen que una vez, un paisano le solicitó que le enseñara a tocar el bandoneón; Fausto que era muy detallista, le preguntó al futuro alumno si tenía el instrumento. Cuando éste le contestó que no, Villalba le dijo: pero no, mi amigo. Sin sangre no se hace morcilla.

Era un tipo de fe, pero no visitaba iglesias ni templos. Un compañero de trabajo que profesaba el evangelio y que lo calificaba de ateo, quiso salvarlo del pecado y la heregía. Para convencerlo, le manifestó que Dios era un anciano que hizo el mundo en siete días. Fausto Villalba, poniendo cara de sorpresa y admiración, le contestó: “Pero guapo el viejito”.

Indudablemente fue un personaje con todas las letras. Fue municipal, docente, taxista, comerciante, empresario y por supuesto, músico. Además, muy solidario, con los alumnos de escaso recursos que venían de lejos a estudiar a la Escuela Fabrica. Y como todo llega, un día se jubiló y buscó la compañía de Isolina, una gran mujer, con quien formó un hermoso hogar. Hoy se puede decir que a los ochenta y dos años de edad, está disfrutando del reposo que algún día consigue todo guerrero. Tiene muchos sobrenombres como “Manos Brujas”, por su habilidad para manejar la botonera de su bandoneón, o el “Cachafaz”. Este último, lo pinta de cuerpo entero, porque Fausto Villalba siempre fue un pícaro sin cura y sin igual, que vivirá eternamente en el recuerdo de los libreños, pero de los libreños calaveras, amigos de las noches y la luna. ¡Yacaré!!!...

RUBÉN LOETTI
rubenloetti@yahoo.com.ar




Sábado, 20 de noviembre de 2010

Volver

EN EL AIRE
La Balsa - msj 3772-404016/630444
Ruben R. Romero
Próximo programa:
¿Que de Que? Msjs: 3772 639727 - 18:00
ENCUESTA
La Seguridad en Paso de los Libres
1- Regular
2- Mala
3- Buena
CHAT BOX
03/06/2015 - 7:56:00
adm pagina: el chat box es para interactuar con los programas
03/06/2015 - 7:55:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:54:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:54:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:53:00
adm pagina: lamentablemente cerramos el chat box por personas que no saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:52:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
NOMBRE
MENSAJE
100
 C.
Ingrese el código mostrado arriba:
   
 
Telefonos: 03772 425777 / 424542 / 424332
Email y MSN: contacto@confluenciafm.com.ar
© Copyright 2010 www.confluenciafm.com.ar | Todos los derechos reservados.