Miércoles, 23 de Enero de 2019  |  Paso de los Libres  |  Corrientes  |  Activos: 5159
     RTA SE
Buscador
 
La Pluma y el Sentimiento
“BOCHA” PEREYRA”. La hija del panadero.
Una amistad sincera y pura, que perdura a través del tiempo. Yo tendría unos nueve o diez años, cuando con una pelota de goma colorada con rayas blancas, vistiendo una descolorida camiseta de Boca, un pantalón corto con una galleta en un bolsillo, y descalzo, iba con los amigos de la cuadra, a jugar en horas de la siesta, al monte de eucalipto que estaba en las calle Brasil y Sarmiento.

El barrio en sí, era por entonces de pocas casas. Con calles de tierra, bordeadas con cunetas por donde corría aguas servidas, y veredas adornadas con pastos. Los vecinos nos conocíamos todos y disfrutábamos de un compañerismo, que nos llevaba a compartir muchas cosas. (Cumpleaños, casamientos, bautismos y las fiestas de Navidad y Año Nuevo).

Desde muy pequeño, tengo con “Bocha” (una de las hijas de don Olegario y doña Julia, los panaderos del barrio), una amistad muy grande. Este mutuo sentimiento, aún perdura, como la panadería Pereyra, que sigue funcionando, y hoy es una de las más antiguas de la ciudad.

“Bocha” estudio y egresó en el Instituto Niño Jesús, ejerciendo luego en la escuela primaria del mismo colegio. En el secundario, llegó a ocupar los cargos de Vice Directora, Directora y Profesora. Con el tiempo, se graduó como Licenciada en Ciencias Pedagógica en La Universidad de Uruguayana, Brasil. En su época del profesorado, me encargaba a mí la confección de las láminas, para sus clases especiales, dado que siempre tuve cierta facilidad para garabatear. Yo hacía los dibujos con lápiz faber y los pintaba con témpera y acuarelas, ayudado por aquellos pinceles de pelo de camello, que se vendía en la Librería “Sarmiento” de la calle Colón.

Coincidíamos en muchas cosas con “Bocha”, entre ellas nuestro amor por el deporte. Ella jugaba al basquet en el Club Barraca y yo dirigía las divisiones inferiores de fútbol. Pero hubo algo que siempre nos identificó plenamente: escribimos con mucho sentimiento las historias de nuestro pueblo. Ella siempre lo hizo en versos, yo en prosa.

El barrio comenzó a crecer rápidamente con la llegada de nuevos vecinos, que construyeron lindas casas, como los Goya, los Méndez, los Sallefranque, los Biassini y la dentista y política Griselda Alegre de González. Ya estaban los Montenegro, los Brazeiro, los Bell, los Pucheta, los Araujo, los Rojas, Carlitos Giménez (el que hace propaganda callejera con un parlante), y la familia de don Juan Almarante, un verdadero personaje y célebre colchonero del pueblo. No me quiero olvidar de don Niz, el enfermero. Este señor, siempre estaba dispuesto a “curar” gratuitamente, a aquellos “calaveras” del barrio que sufrían una “picadura” (y que no era precisamente de avispa). Su remedio, era una inyección de “cinco millones de penicilina”.

“Bocha”, una chica ejemplar, contrajo enlace con Carlitos, un amigo rosarino, extraordinario jugador de básquet. Yo, formé un hogar con Clarita, la hermana de otro amigo. Con el tiempo, mis hijas Liliana y Adriana fueron sus alumnas, y en más de una oportunidad, fui a cuestionar algunas notas bajas, que las nenas traían en la libreta de calificación, pero con “Bocha” no había “tutía”, no se “casaba” con nadie.

El progreso empezó a cambiar a nuestro querido barrio y, sobretodo, a embellecerlo. El eucaliptal que estaba cerca del tanque de agua (que nunca funcionó), fue desapareciendo, debido a la tala indiscriminada de la gente humilde, que cortaba sus ramas para hacer fuego. Pero no hay mal que por bien no venga, en su lugar, comenzaron a construir un gran gimnasio cubierto, una obra, quizás única en la Provincia de Corrientes, y mejor que las existentes en la vecina ciudad brasileña de Uruguayana, al otro lado del Río Uruguay.

Yo me fui de la cuadra, pero no del barrio, puesto que hice construir mi casa un poco más cerca de la parroquia del pueblo. “Bocha”, permaneció en el lugar, levantando su vivienda casi pegada a la antigua panadería de sus padres.

Hoy (cada uno por su lado), ambos tenemos hijos casados y nietos, y continuamos con aquella vieja amistad que nació en nuestra lejana adolescencia. Cuando disponemos de un tiempo para conversar, no podemos creer lo cambiado que está nuestro querido y viejo barrio de antaño. El progreso fue muy generoso con nosotros en ese sentido, porque ahora contamos a pocos metros con un profesorado, una facultad, escuelas primarias y secundarias, un Polideportivo, y el flamante gimnasio cubierto. Pegado a esta obra gigantesca, se está construyendo el edificio de la Escuela Técnica 2.

Lo importante de esta simple, pero linda narración de pueblo, es que “Bocha” y yo, seguimos manteniendo aquella amistad nacida en nuestra recordada juventud, y somos los testigos privilegiados, del progreso experimentado en el lugar donde crecimos con felicidad, y que tendrá como herederos a las generaciones venideras, y a los nietos de nuestros nietos.

Además, la camaradería, el afecto y la fidelidad que nos profesamos con esta amiga del barrio, da lugar para una moraleja: La amistad bien entendida, es eterna, y demuestra que este sentimiento, existe entre un hombre y una mujer.

RUBEN LOETTI



Sábado, 06 de noviembre de 2010

Volver

EN EL AIRE
La Balsa - msj 3772-404016/630444
Ruben R. Romero
Próximo programa:
¿Que de Que? Msjs: 3772 639727 - 18:00
ENCUESTA
La Seguridad en Paso de los Libres
1- Regular
2- Mala
3- Buena
CHAT BOX
03/06/2015 - 7:56:00
adm pagina: el chat box es para interactuar con los programas
03/06/2015 - 7:55:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:54:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:54:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:53:00
adm pagina: lamentablemente cerramos el chat box por personas que no saben utilizarlo
03/06/2015 - 7:52:00
adm pagina: lamentablemente cerramos chat box por personas queno saben utilizarlo
NOMBRE
MENSAJE
100
 C.
Ingrese el código mostrado arriba:
   
 
Telefonos: 03772 425777 / 424542 / 424332
Email y MSN: contacto@confluenciafm.com.ar
© Copyright 2010 www.confluenciafm.com.ar | Todos los derechos reservados.